Los blancos sumaron su quinta victoria consecutiva en EuroLiga frente al CSKA Moscú

El Real Madrid Baloncesto mantuvo su invicto como local tras derrotar por 97-81 al CSKA de Moscú en el WiZink Center este viernes pasado en la jornada 10 de la EuroLiga. El equipo entrenado por Pablo Laso sumó su quinta victoria consecutiva en la máxima competición europea ante un CSKA que jugó sin su estrella Will Clyburn (rotura del ligamento anterior cruzado).

Si bien la derrota ante el Madrid supuso su tercera caída consecutiva como visitante, luego de perder ante el LDLC ASVEL y el Kirolbet Baskonia, los dirigidos por Dimitrios Itoudis siguen siendo el único equipo en toda la historia de la Euroliga con un récord positivo en la casa de los blancos (5-7), contando el partido del último viernes.

En un partido marcado por las faltas (23 de los rusos y 20 de los merengues), el alero argentino del Madrid, Gabriel Deck, se erigió como la gran estrella de la noche, deslumbrando al público con sus 17 anotaciones, 11 rebotes y 6 asistencias.

Sin embargo, fue otro argentino quien manejó los hilos detrás del sólido juego del conjunto blanco e incluso anotó más puntos. El base Facundo Campazzo no solo fue el creativo del equipo, constantemente buscando los espacios, distribuyendo el juego y asociándose con sus compañeros; sino que también participó bastante en los metros finales y consiguió 18 canastas.

Aprovechando las carencias del CSKA, tanto ofensiva como defensivamente, los madrileños dieron rienda suelta a su juego de cancha abierta, robo y salida rápida. De esta manera, los de Laso se escaparon muy temprano en el partido, consiguiendo anotar 9 puntos sin respuesta tanto en el primer cuarto como en el tercero.

El CSKA rara vez estuvo por delante en el marcador, pero las grandes actuaciones del base estadounidense Mike James y del pívot alemán Johannes Voigtmann consiguieron mantenerlos metidos en el partido hasta el final. James repartió 6 asistencias y Voigtmann fue el máximo anotador del encuentro con 20 tantos.

Este partido marcó el primer enfrentamiento de la temporada entre los dos últimos campeones de la EuroLiga: el Real Madrid en 2018 y el CSKA Moscú en 2019. En ambas ediciones, se midieron en semifinales y de ese cruce salió el ganador de la competición. De hecho, el último juego entre los dos fue la semifinal del año pasadoCon la victoria, el Real subió del quinto al tercer puesto, mientras que el CSKA pasó de ser quinto a ser sexto en la tabla.

Tras la derrota, el técnico de los rusos felicitó al Madrid por su victoria y comentó que las pérdidas de balón son el punto que más tienen que trabajar porque también les perjudicó en Baskonia

Por su parte, Pablo Laso, el técnico madridista dijo: “Cada partido es muy complicado y diferente, siempre lo digo en Euroliga. El equipo está mejor, entiende lo que necesita, llevamos cinco victorias consecutivas y es difícil mantener el nivel todos los días con un calendario tan exigente”.

Diego Navarro @diegolza (www.diegosport.com)

Pablo Orjuela @pablitoorjuela (www.goldecamerino.es)

Guada Ortiz @guadaom20 (www.guadaortiz.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *