El conjunto francés buscará ganar solo por segunda vez en el Bernabéu

DIEGO NAVARRO (@diegolza)

El Paris Saint-Germain y Kylian Mbappé tienen mucho que probar esta noche contra el Real Madrid en el Santiago Bernabéu. Los franceses quieren demostrar que pueden ganar contra equipos de la élite fuera de casa. Y su primera prueba de la temporada será ante un Madrid que luego de caer goleado en el Parque de los Príncipes en septiembre ha pasado del infierno al paraíso. Desde entonces, los merengues solo han perdido una vez, empatado tres y ganado ocho, incluyendo goleadas contra Leganés, Eibar y Galatasaray, además de su gran exhibición en Turquía en el primer partido entre ambos conjuntos.

Por su parte, Mbappé buscará deslumbrar a un estadio por el cual pasó desapercibido hace dos años. A pesar de haberlo hecho con el Mónaco, la realidad es que el fichaje de ensueño de la afición madridista rara vez ha brillado con el PSG en partidos importantes de Champions. Si bien Mbappé anotó contra Bayern y Liverpool, su equipo terminó perdiendo ambos partidos.

Sin embargo, el campeón del mundo tendrá otra oportunidad hoy. Y, quizás, podría inspirarse en George Weah, leyenda del PSG y actual presidente de Liberia. El delantero africano, llamado a ser Balón de Oro en aquel momento, anotó el solitario cabezazo de la primera y única victoria del conjunto parisino en casa del Madrid. Ocurrió en marzo de 1994, cuando se enfrentaron por los cuartos de final de la Recopa. Un año más tarde se llevaría el codiciado galardón de France Football por sus actuaciones con el PSG y el AC Milán.

Eran otros tiempos. Todavía existía la Recopa, el Madrid llevaba 18 años sin ganar la Champions (y 8 sin títulos europeos) y el PSG vivía su época dorada. Sí, el equipo de la capital francesa fue un coco de Europa mucho antes de los cataríes. Y sí, su época dorada también ocurrió sin petrodólares de por medio. Es más, ese PSG no tenía nada que envidiarle a los casi 1.3 billones de euros invertidos en Mbappé, Neymar y compañía.

Con jugadores de la talla de Bernard Lama, Ricardo, Valdo, David Ginola y Raí, además del mencionado Weah, el primer gran PSG logró conquistar su único título europeo, la Recopa de 1996. Entre 1993 y 1997, los de París también alcanzaron cinco semifinales continentales seguidas, algo que no han logrado ni una sola vez desde que el jeque de Catar comprara el club en 2011.

George Weah (izquierda) durante la primera y única victoria del PSG en el Bernabéu en marzo de 1994.

De hecho, desde que el PSG regresó a la Champions en 2012, solo ha ganado una vez a un equipo top en condición de visitante. Fue en Stamford Bridge en 2016, contra el Chelsea en octavos de final. Pero ese Chelsea no pasaba por su mejor momento y terminó décimo en la Premier League esa temporada. En sus dos intentos previos contra los ingleses, el PSG perdió (2014) y empató (2015).

Es verdad que en la pasada de edición del torneo se convirtieron en el primer equipo francés en ganar en Old Trafford. Pero el United luego remontó la eliminatoria en París con un equipo C. Para más inri, Mbappé tuvo la clasificación en sus pies, pero falló clamorosamente en un mano a mano contra David De Gea.

También es cierto que, en este momento, el Manchester United está muy por debajo de otros grandes del continente como Real Madrid, Barcelona, Juventus, Bayern Munich, Liverpool y Manchester City, equipos a los cuales los parisinos nunca han podido vencer fuera de casa desde 2012.

Contra Madrid y Barça, el PSG ha empatado una vez y perdido cinco, incluyendo la famosa remontada en el Camp Nou en 2017. Asimismo, perdieron en sus tres visitas al City (2016), Bayern (2017) y Liverpool (2018). Contando el triunfo en Old Trafford, el Paris SG tiene un récord de dos victorias, dos empates y nueve derrotas en trece partidos contra los grandes. Y, por si fuera poco, tampoco han podido vencer fuera de casa al Porto (2012, derrota), Benfica (2013, derrota), Ajax (2014, empate), Arsenal (2016, empate) y Napoli (2018, empate), clubes históricos pero que en teoría no son tan fuertes en la actualidad.

Si Mbappé y el PSG quieren convertirse en candidatos serios al Balón de Oro y la Champions League, tienen que comenzar ese camino con una victoria sí o sí. Y que mejor manera que hacerlo en la casa del equipo más veces campeón de Europa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *